Gracias por leer mis desvaríos...

Aquí no encontraras palabras "rimbombantes o rebuscadas", solo encontraras frases,pensamientos, criticas, y porque no, sentimientos, de una persona tan común como muchas, un ser más, habitante de este maravilloso universo.
"No escribas bajo el imperio de la emoción.Déjala morir y evócala luego.Si entonces eres capaz de revivirla tal cual fue,has llegado en arte, a la mitad del camino"(Horacio Quiroga)









2 ago. 2011

La historia que nunca imagino(Otra pequeña parte de ella)


Chanelle observaba desde la barra como William escribía en su libreta sin parar y al mismo tiempo arrancaba las hojas que despedazaba y arrojaba al piso.
Los enormes y almendrados ojos de Chanelle brillaban dejando asomar una lágrima que rápidamente enjugo…Sí, aquella hermosa mujer amaba en silencio a William, quien en su desdicha y desamor no tenía tiempo de mirar hacia el frente, pues no hacia más que pensar en su amada extranjera como la llamaba Chanelle.
-¡Carajo! ¿Qué demonios tengo que hacer para convencerte Estefanía?- Comenzó a balbucear William mientras daba sorbos a su copa.
“Sus ojos negros cual noche sin estrellas se clavan en mi mente y no me dejan pensar en nada ni en nadie más. Su larga y oscura cabellera hace un hermoso contraste con su sensual piel blanca tan suave como la seda”. Era lo que William leía en su vieja libreta y que arranco y arrojo al piso junto con los demás versos que ya había tirado antes.
 Chanelle se acercaba y alcanzo a ver el papel partido a la mitad un menos arrugado que los demás y se agacho a levantarlo para luego leerlo y regresar la mirada a William quien aspiraba de su pipa embelesado por las imágenes que seguían aun en su mente.
Las imágenes de aquella mujer que parecía que solo jugaba con sus sentimientos.
-Esto es tan bello- Dijo Chanelle tocando el hombro de William
-No entiendo como no cae rendida a tus pies…esa mujer no sabe lo que se está perdiendo galán no te merece-
William giro su cabeza para mirar a Chanelle quien estaba tan cerca, pero que al estar de pie solo podía mostrar delante de él sus redondos y preciosos senos, no pudo evitar turbarse un poco.
-Eres muy amable Chanelle, eso lo dices tú, pero ella piensa muy diferente, ella piensa que no soy sincero que mis palabras son solo mi trabajo, no entiende que son el único idioma que conozco, la única forma en la que puedo trasmitir cuanto la amo-
William saco un billete y lo dejo sobre la mesa, levantándose para retirarse mientras Chanelle, insistía.
-Pero tu podrías tener a la mujer que desees amigo Español, tienes todo lo que una mujer busca y…-
William no la dejo terminar, poniéndose su gabardina respondió un tanto enfadado
-Solo quiero a una mujer y si no la puedo tener, soy solo un melancólico escritor apagado sin musa…sin amor sin fantasía-
William salió del bar, no sin antes acariciar la barbilla de la bella mujer como era su costumbre,  sin darse cuenta de que cada vez que lo hacía a Chanelle se le estremecía el corazón.
©VidaMía Santi

2 comentarios:

William Ernest Fleming dijo...

caray me salia que no podía ver el blog!!!!

Y el comentario de antes no me lo ha enviado.

Decía que no me he podido resistir a no leerlo :S
Es todo tan biográfico al menos en parte, que solo puedo sentir tristeza por él y por alguien como yo.

Paola dijo...

Me gusta, es una linda historia. Aunque Will no la vea ella si lo observa.